El Instituto Francés de Investigación en Ciencias y Tecnologías Digitales (Inria) lanzó, a principios de 2021, una réplica de su programa GreenAI en Chile, con la colaboración de investigadores del Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile, además de expertos de universidades y centros de investigación de Brasil, Paraguay y Uruguay.

La iniciativa «Hacia un aprendizaje automático ecológicamente viable» (GreenAI) es un proyecto creado en 2019 que busca concebir, con un enfoque sistémico, modelos y herramientas de Inteligencia Artificial (AI) sustentables. Su implementación en Chile es financiada por el programa de cooperación Climat AmSud y se extenderá hasta diciembre de 2022.

Según la directora de Inria-Chile, Nayat Sánchez Pi, «el proyecto tiene como misión desarrollar y hacer investigación concreta en inteligencia artificial y producir resultados innovadores a partir de modelos y herramientas de IA que permiten desarrollar estos modelos, sin aumentar el costo computacional o reducirlo».

Esto es relevante, pues el uso de las Tecnologías de la Información (TI) y la computación implica un alto consumo energético. Las redes sociales, por ejemplo, representan 2% de las emisiones globales de CO2 y se prevee que en los próximos años las TI consuman entre 20% y 50% de la energía eléctrica total. Sin embargo, a pesar de ser un importante emisor de carbono, las TI pueden, al mismo tiempo, ayudar a reducir los efectos de la crisis climática en diferentes formas.

Tras este primer periodo se espera iniciar algunos pilotos con las empresas de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de la Información (ACTI), de la que Inria-Chile forma parte, para testear los modelos y herramientas de IA verdes. En Francia, estos modelos ya son usados por empresas, por ejemplo, con el uso de un medidor de potencia virtual que analiza la energía que utiliza cada programa de software y alerta sobre qué aplicaciones cerrar para ahorrar energía.

Fuente: Diario Financiero