Este 10 de enero, la Universidad de Chile recibió en su Casa Central al director del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS) para América del Sur, Dr. Liviu Nicu. En la instancia, se abordó la cooperación internacional como eje para el desarrollo científico en la región, así como las proyecciones de trabajo colaborativo con la Universidad de Chile y otras instituciones del Cono Sur.

Francia es uno de los principales colaboradores de la Universidad de Chile en investigación. Solo entre el 2019 y el 2021, nuestro plantel ha participado en 852 publicaciones desarrolladas en colaboración con Francia, de las cuales 596 se vinculan con el CNRS. Estas últimas abordaron, en su mayoría, temáticas como la astronomía y la astrofísica, contando con 249 publicaciones en total. A la fecha, además, el espacio colabora con la Universidad de Chile a través dos laboratorios, dos proyectos de investigación y una acción emergente.

Este vínculo de la Casa de Bello con el CNRS, uno de los principales centros de investigación del mundo, tiene larga data y registra numerosos hitos. Uno de ellos ocurrió durante el 2000, año en que la institución francesa, junto a investigadores e investigadoras del Departamento de Ingeniería Matemática de la Universidad de Chile y de la Universidad de Concepción, crearon el “Centro de Modelamiento Matemático”, lugar que se transformó en el primer laboratorio internacional del organismo francés. Once años después, el CNRS colaboró nuevamente con nuestro plantel para crear el “Laboratorio Franco-Chileno de Astronomía” (FCLA).

La entidad francesa y la Casa de Bello colaboran también a través del programa IRP ATACAMA-SHS, Ciencias humanas y sociales en territorio minero, iniciado en 2020, y el IRP Cooperation in Inorganic Chemistry, creado en 2022, ambos con una duración de cinco años.

Por esta razón, para el vicerrector de Investigación y Desarrollo de la Universidad de Chile, Enrique Aliste, este nexo es importante, “no solo porque hay una historia de colaboración muy intensa, muy activa y con logros muy interesantes, sino porque, además, esa historia que se ha construido durante mucho tiempo puede proyectarse en futuras colaboraciones, con interesantes posibilidades y oportunidades”.

FUTURAS PROYECCIONES

En el marco del amplio interés del CNRS de fortalecer la investigación colaborativa con América del Sur, el centro francés proyecta profundizar el trabajo cooperativo con la Universidad de Chile. De acuerdo al Dr. Nicu, «hay espacio y voluntad para hacer más en los próximos meses y años. Pensando, eventualmente, en la oportunidad de crear un centro de investigación internacional”. Asimismo, el especialista agregó que “la Universidad de Chile podría ser un buen compañero para este tipo de colaboración”.

De esta forma, y debido al mutuo interés de ambas instituciones, se espera lograr la creación de un Centro Internacional de Investigación, dentro de los próximos cinco o diez años. “Aquí hay mucha cooperación, la cual ha existido, existe y seguirá existiendo en un futuro cercano. Sabemos que esto no es un proceso que pueda culminar en un par de semanas”, indicó el director del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS) para América del Sur.

Frente a esta iniciativa, la directora de Relaciones Internacionales de la Casa de Bello, Alicia Salomone, destacó la vinculación con el espacio francés, así como las oportunidades a futuro. “La idea es que este encuentro sea un estímulo, un punto de partida muy importante para aprovechar todas las oportunidades que se abren en este momento para la cooperación con Francia y también desde el Cono Sur”, comentó.

INTERNACIONALIZACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN 

Creado en 1939, el Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS) contó con su primera sede en Francia. En la actualidad, la entidad registra 80 laboratorios de investigación internacional (de los cuales dos se encuentran en Chile) y 10 oficinas de representación en el mundo, unidades a partir de las cuales mantiene diversos mecanismos de cooperación internacional.

En América del Sur, el CNRS se encuentra ubicado en Río de Janeiro y es dirigido por el Dr. Liviu Nicu, quien se incorporó en 2003 al espacio como investigador del Laboratory of Analysis and Architecture of Systems (LAAS CNRS) de Toulouse. El experto, además, fue miembro del comité de la entidad y encargado de proyectos en el Instituto de Ingeniería.

Desde su creación, el CNRS ha establecido mecanismos estructurados de cooperación para fortalecer su presencia en el mundo. Así comenzó el primer programa internacional de cooperación científica en 1985. Actualmente, un tercio de sus investigadoras e investigadores permanentes son de nacionalidad extranjera. “Estamos orgullosos de ser una institución internacional”, afirmó el Dr. Nicu respecto al foco internacional del centro, que anualmente realiza 60 mil visitas científicas al extranjero, y donde el 65% de sus publicaciones son en colaboración con académicos internacionales.

Las acciones investigativas del CNRS son desarrolladas por 38 países de distintos continentes, contando con 20 programas de doctorado, 110 proyectos, 210 redes, y 88 infraestructuras en el mundo. Por otra parte, su producción científica destaca por estar al servicio de la sociedad, basándose en tres objetivos principales: desafíos globales, el mundo económico y aportar en la comprensión y toma de decisiones. 

Junto a esto, el CNRS considera seis grandes desafíos sociales a nivel mundial, bajo los cuales trabajan de manera inter y multidisciplinar. Estos son: cambio climático; inequidad educacional; transición energética; inteligencia artificial; salud y medio ambiente; y futuros territorios.

“Para nosotros, la filosofía principal de la colaboración internacional es que vamos a explorar nuevas ideas, a consolidarlas, estructurarlas e integrarlas, mediante herramientas específicas, como las Acciones Internacionales Emergentes (IEA), las Redes Internacionales de Investigación (IRN), Proyectos Internacionales de Investigación (IRP), Laboratorios Internacionales de Investigación (IRL) y los Centros Internacionales de Investigación (IRC)”, finalizó el Dr. Nicu.

Fuente: Comunicaciones VID.